viernes, 13 de abril de 2012

When you fall in Love...

Hace como 9 meses que he caído en la trampa, sí, la flecha de cupido me ha tocado, y ha dado bien fuerte.

Realmente cuándo nos enamoramos, los ojos se nos llenan con un brillo especial cuándo vemos pasar a esa persona, el corazón nos late a 100 por hora, nos volvemos torpes, no sabemos articular palabra alguna, y es porque esa persona, nos hace sacar lo mejor que llevamos en nosotros, aquella personalidad reservada y guardada para alguien que valga la pena mostrársela. No sabemos que decir ante un simple "hola" porque no se puede responder cualquier cosa, en este caso no.

Nos ponemos canciones lentas, amorosas, que casualmente tienen un parecido más que razonable a lo que nos pasa con él/ella.

(En mi caso) Aquellos que tienen mucho orgullo, y que no se lo tragan nunca por nadie, son capaces de lo imposible solo por tener una conversación de 5 minutos con esa persona, aunque sea solo para saber como le ha ido el día, te llegas a preocupar más por su vida que tú por la tuya.

Yo que odiaba esas películas pastelosas, ñoñas y romanticonas, y ahora muero porque me pasara algo parecido a quien quiero.

Duele mucho enamorarte de alguien a quién por desgracia tu no le resultas tan atractivo, se le suele llamar amor no correspondido, y a medida que tengo más (d)años, me doy cuenta porqué se le llama así.

Con esto quiero dejar constancia, de que me he enamorado de la persona más maravillosa que puede habitar el planeta tierra, y hablo en nombre de todo@s, porque cuando caes en las flechas de cupido, esa persona que te cautiva, aunque no sea muy agraciad@, para nosotros será la persona más ma
ravillosa del mundo.