miércoles, 18 de julio de 2012

Algo indescriptible.

Como un balazo en pleno pulmón, como un ratón que es perseguido por un gato hambriento, como un pez fuera del agua, como mi vida sin ti. Muchas veces tenemos que decidir si seguimos persiguiendo nuestro sueño, o simplemente nos quedamos a mitad del camino. Da pena ver como gente que ha peleado mucho y por cosas insignificantes, al final no obtienen su beneficio, pero he de deciros que por algo está el denominado "Karma" que, desde mi punto de vista, creo mucho en su existencia, pienso que es un rasgo que le atribuimos a las cosas malas que les ocurre a nuestros enemigos o a esas personas que simplemente no nos terminan de caer bien.

Somos pacíficos por naturaleza, pero a la vez desconfiamos creándonos una armadura que nos protegerá de un futuro ataque, ¿de quién? eso NUNCA se sabe, ya sea un amigo o un enemigo, pues los dos conocerán tu punto débil. A veces creamos una armadura que no sabemos ni como romper nosotros mismos, una armadura que nos hace ver únicamente lo malo y lo cruel de una persona, tenemos miedo a ser humillados, a ser el centro de atención de toda burla. En esta vida solo se rige una norma y es: "O comes, o te comen." Y esto es así.

Otra circunstancia a la cual le tenemos "miedo" es al amor, el hecho de enamorarnos nos pone la piel de gallina, nos hace temblar e imaginarnos cosas que probablemente nunca pasarán, a no ser que esa persona sea para ti. No te preocupes, hay mas personas que días, ¿No sabe ver todo lo bueno que hay en ti? (Con perdón de la expresión) ¡Que le den! ¿Solo se fija en tus defectos? Si esa persona te quiere realmente, todos tus defectos serán virtudes.

Lo peor de todo es la moda, hasta no queriéndola seguir, somos esclavos de ésta. Como una gran diseñadora dijo "La moda pasa de moda, el estilo jamás." -Coco Chanel. Debo decir que chapeau. Ahora está de moda el no seguir la moda, pero si no seguimos la moda, estamos siguiendo la moda de no seguir la moda, ¿no?

No es que os esté dando un manual de como vivir la vida, ni mucho menos, y menos a mis 16 años, ya que me queda mucho por vivir y mucho por descubrir, solo os quiero comentar cómo la veo para que os hagáis una idea.

PD. No os volveré a abandonar más. Besos para mis pequeñas bestias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario